Imagen
Revista Literaria de Puerto Rico
Revista Confederación Literaria de Puerto Rico
Enlaces
Reconocimiento a: Revista Confederación Literaria de Puerto Rico
Comentarios Literarios
Narrativa Contemporánea
Literatura de Suramerica
BANNERS o LINK de Nuestros Amigos del Mundo
Análisis Literarios y Poemas de Iván Segarra Báez
Casa de Cultura Fredo Arias de la Canal y Otras Páginas Web
Banner o Link de Nuestro Amigos del Mundo Cibernético
Enlaces nuevo
Literatura Europea
Manuel Ramos Otero: Poeta del Polvo Enamorado
Literatura Latinoamericana
Historia de la Literatura Puertorriqueña : La generación de los Escritores del 1970 y las décadas anteriores
Productos nuevo
Productos nuevo
Productos nuevo
Ante la luz de un amor prohibido
 
Historia de la Literatura Puertorriqueña : La generación de los Escritores del 1970 y las décadas anteriores
   
   
Imagen
Puedes escribir un titular.
La síntesis de este trabajo gira en torno a un libro que me ha fascinado desde su publicación en la Isla de San Juan de Puerto Rico, el de Juan A. Silén, La Generación de escritores de 1970, Editorial Cultural, Inc., 51 Roble, Río Piedras, Impreso en Colombia, en junio de 1977, 103 pp. Y es la base del siguiente estudio. Sostendré los comentarios con el aporte literario que ha hecho el Dra. Manuel de la Puebla con su libro: Poesía Militante Puertorriqueña I y II, Instituto de Cultura Puertorriqueña, Impreso en Puerto Rico, Art Printing, Inc., Guaynabo, PR, 1979.


Capítulo I De la Generación de Escritores de 1950 a la aparición del Marxismo

1. La generación de escritores de 1950:

La generación de escritores de 1950 es la principal influencia literaria de la generación de escritores del 1970. Ideológicamente la generación de escritores de 1950 es nacionalista. Los valores de sangre-raza-familia del nacionalismo puertorriqueño van a encontrar en los escritores de la generación de 1950 su mejor expresión. Literariamente esta generación es pesimista y derrotista, pesa sobre ellos, el tremendismo italiano de Cursio Malaparte, el existencialismo de Juan Paul Sartre y las concepciones ideológicas de la generación del treinta. Los temas de esta generación de 1950 eran la mitología de héroes y tumbas, el heroísmo trágico, etc. Poniendo en la mesa como tema de discusión el compromiso del escritor no solo con su obra sino con su ideología.


2. El nacionalismo puertorriqueño:

La historia del nacionalismo puertorriqueño ha de estar inmersa en el mito y la apología que se dan en el proceso de resistencia. No importa que en el ensayo César Andreau Iglesias y Manuel Maldonado Denis representen una apertura diferente (que los hace más cercanos a los escritores de 1970) Si en René Marqués la literatura mitológica del nacionalismo toma su mejor exponente, en Juan Antonio Corretjer, la apología histórica del nacionalismo tiene su mejor expresión. El nacionalismo como expresión del sector más radical de la burguesía puertorriqueña, es un apelativo emocional para una juventud que comienza a tener conciencia histórica, de un proceso que no comprende en su totalidad, por carecer de los instrumentos necesarios para interpretar la historia. En este proceso Pedro Albizu Campos alcanza la categoría de símbolo. El heroísmo nacionalista en el levantamiento de 1950 y su posterior ataque al Congreso (1954), se idealizan por medio de la literatura mitológica y encuentran su justificación en la literatura apologética. La primera se inicia en 1955 con el libro Otro día nuestro de René Marqués y la segunda hace su aparición en la década de 1960.

En la década de 1950 se da un proceso dual. Por un lado, la transformación que sufre la sociedad norteamericana ( los negros que se van moviendo hacia las ciudades y hacia los grandes centros urbanos- del sur al norte), y por otro lado, la revolución democrática- burguesa que se da en Puerto Rico bajo la dirección de la burguesía norteamericana. Silén dice sin temor a equivocarse que la victoria de John F. Kennedy sobre su opositor Richard Nixon ha de responder en gran medida a la transformación que sufre la sociedad norteamericana.

En Puerto Rico, la transformación de la isla se da bajo las premisas de inversión extranjera, estabilidad política y extensión ilimitada de crédito. Para el capital norteamericano la inversión es óptima por las garantías que le ofrece un territorio sujeto a la voluntad congresional, por las ventajas que le ofrece el gobierno a la isla (extensión económica, mano de obra barata, movimiento obrero con baja sindicalización, etc.) Pero el proceso es dialéctico. En la medida que destruyen la vieja sociedad sientan las bases de la nueva y colocan en movimiento nuevas fuerzas sociales.

El reformismo representado por el autonomismo liberal del Partido Popular no toma en cuenta que en la medida que se da el proceso de anexión económica aumenta la dependencia política y se vulnera la ilusión autonomista. Por eso en la medida que se da la crisis del establecimiento liberal norteamericano se da la crisis del autonomismo liberal del Partido Popular en 1960.


3. La década del 1960:

La década de 1960 señala hacia el fin de la hegemonía mundial de Estados Unidos y con ella se da la crisis del establecimiento liberal. Las proyecciones ideológicas de Kennedy, Lindón Jonson y de Nixon de paz con honor responden a procesos internos como son la lucha de las masas negras por los derechos civiles, la rebelión de la juventud universitaria y la lucha contra la Guerra de Vietnam. El mito de la democracia norteamericana sobre igualdad se desploma ante los ojos de sus más rabiosos defensores en la isla.

Por otro lado, el nacionalismo del nuevo independentismo tiene su encuentro histórico con el marxismo y descubre en el movimiento obrero la base social necesaria para la lucha independencia. La década de 1960 ha de estar marcada por la violencia. Los asesinatos de J.F. Kennedy, su hermano Robert, junto a los de Martín Luther King y Malcom X marcan la tónica del proceso que había de tocar íntimamente a la sociedad norteamericana.

En Puerto Rico el proceso de anexión se ha ido ampliando. Comprometidos con sus socios mayores- el capital norteamericano- el Partido Popular y su política de gobierno queda sometido a las necesidades de la inversión extranjera. Es como producto de todo el anterior proceso que la generación de 1970 tanto en Puerto rico como en estados Unidos entra a participar de la ideología marxista.


4. La influencia del marxismo:

Las primeras señales de la aparición de la generación de escritores de 1970, comienza con los poetas que se agrupan alrededor de la Revista Guajana y Mester, estos comienzan a cultivar un tipo de poesía diferente, que entra a participar de la realidad cotidiana y expresa un mensaje social de protesta. Es la influencia del marxismo como ideología la que ha de llevar a una nueva generación al desarrollo de una visión de mundo diferente a la visión de mundo de la generación de 1950. Comienza a darse el proceso de ruptura con la élite intelectual del país, ruptura que queda establecida con los ataques de los fundamentos ideológicos de la generación de 1950 con la aparición de: HACIA UNA VISIÓN POSITIVA DEL PUERTORRIQUEÑO en 1970.


Capítulo II El proceso de continuidad y ruptura:


1. La generación encajonada:

Su campo de acción es el mundo. Su contacto con la juventud puertorriqueña de la emigración le hará comprender no sólo la verdadera cara del racismo en Estados Unidos, sino también llevará a un enfrentamiento con el prejuicio racial que permea la sociedad puertorriqueña y que tiene expresión en el hispanismo de la generación del treinta y en el nacionalismo de la generación de escritores de 1950. Su expresión literaria responde a las clases que constituyen la nación. La generación de escritores de 1970 es el producto del proceso revolucionario que sufre la sociedad puertorriqueña. Es el resultado de la actividad del independentismo radical y surge como promoción literaria bajo la influencia del marxismo. Es en el ensayo donde puede verse con más claridad, las diferencias y el proceso de ruptura que se da entre las dos generaciones. El ensayo histórico apunta hacia una definición marxista de la historia.

Entre los escritores de la generación de 1970 que menciona el texto encontramos a: Iván Silén, José Manuel Torres Santiago, Jorge María Ruscalleda, Etnairis Rivera, en la poesía. Cultivan el cuento, Manuel Ramos Otero, Rosario Ferré, Magali García Ramis. Junto a la novela Carmelo Rodríguez, Ana Gilda Garrastegui, Egberto Figueroa, Roberto Cruz Barreto. Ha de ser en el ensayo de interpretación histórica, Isabel Picó, Jalid Sued Badillo, Roberto Baralt, Ángel G. Quintero Rivera, Benjamín Torres, Gervasio García, Ricardo Campos, Wilfredo Matos, José Luis Mendéz, Isabelo Zenón, Mariano Muñoz y Juan Silén, donde la generación de escritores de 1970 han de encontrar sus principales expresiones literarias. El autor afirma que con: HACIA UNA VISIÓN POSITIVA DEL PUERTORRIQUEÑO, Juan A. Silén, (1970), LUCHA OBRERA EN PUERTO RICO, (1971) y NARCISO DESCUBRE SU TRASERO, Isabelo Zenón, (1975); la promoción de escritores de 1970 establece un proceso de ruptura y comienza su vida como generación con expresión propia. Pero otra de las obras que no se menciona en este texto es la del Dr. Luis Rafael Sánchez debido a que el libro de Juan A. Silén sale en 1977 y el libro de Sánchez se publica en 1976 con el título de LA GUARACHA DEL MACHO CAMACHO, la cual, ha sido un clásico de la literatura hispanoamericana contemporánea. Desde su publicación se convirtió en el texto literario puertorriqueño más difundido en el siglo XX.


2. Las pruebas de fuego:

Las pruebas de fuego para la generación de escritores del 1970 lo serán en la medida que le dan configuración histórica, el levantamiento nacionalista de 1950, la influencia literaria de la generación de 1950, la fundación de la Federación de Universitarios Pro Independencia (FUPI) 1956 y la organización del Movimiento Pro Independencia (MPI) 1959.

El proceso de ruptura se inicia con la Revolución Cubana (1959), la lucha contra el ROTC obligatorio (1960), la Revolución Negra en EEUU ( desde los incidentes de Birmigham, Alabama, hasta el asesinato de Martín Luther King en 1968). La derrota de los mercenarios en Bahía de Cochinos en 1962, el asesinato de John F. Kennedy en 1963, los distubios raciales en diferentes estados de la nación norteamericana, junto a la huelga electoral y el choque de los estudiantes universitarios con la policía el 28 de octubre de 1964. A esto podríamos sumarle la lucha guerrillera en América Latina, la caída de Nikita Kruchev, la explosión de la bomba atómica en China y la lucha contra el Servicio Militar obligatorio y la Guerra de Vietnam.






3. La Escuela Tradicionalista:

La escuela tradicionalista está representada por Salvador Brau y Asencio, Tomás Blanco, José Luis Vivas Maldonado, Bolívar Pagán, Lidio Cruz Monclova, Carmen Ramos de Santiago, Arturo Morales Carrión y Loida Figueroa. Estos escritores buscan dar una interpretación y establecer unos lances ideológicos que sirvan de fundamento a la historiografía en Puerto Rico. Por eso habrán de convivir en el proceso el autonomismo, el nacionalismo y el independentismo; la teoría del proceso, la apología histórica y los intereses de definición. Es con razón que uno de sus miembros los clasificó como: “la etapa revisionista”.

Salvador Brau inicia la escuela tradicionalista con sus libros: HISTORIA DE PUERTO RICO (1907), etc. Por último es con Lidio Cruz Monclova donde la escuela tradicionalista encuentra su más grande expresión. Así encontramos, HISORIA DE PUERTO RICO (1808 al 1898), NOTICIAS Y PULSO DEL MOVIMIENTO POLÍTICO PUERTORRIQUEÑO (1808-1898-1952), etc.

4. ¿Quién cierra y quién abre una época?

En 1960 el más brillante escritor de su generación, René Marqués, cerró una época con su ensayo EL PUERTORRIQUEÑO DÓCIL, (literatura de la docilidad). No obstante, Juan Antonio Coretjer habría otra con la literatura apologética del Nacionalismo. Corertjer ha de tener una importante influencia sobre el grupo de poetas que se agrupan alrededor de la Revista Guajana. La apología del nacionalismo encuentra su gran expresión en Juan Antonio Corretjer. Por otro lado, el trabajo ideológico de Andreu Iglesias lo señala como el ideólogo del independentismo en la década de 1960. Manuel Maldonado Denis representa una apertura en el ensayo que tendrá su mejor expresión en la generación del 1970.






5. La literatura de la apología:

Para 1949 con el libro de LA LUCHA POR LA INDEPENDENCIA DE PUERTO RICO se inicia la literatura de la apología del nacionalismo. Apología temprana y que antecede al levantamiento de 1950 y el ataque al Congreso de Estados Unidos en 1954 por un selecto grupo de puertorriqueños en contra del régimen establecido. Es de esta manera y no de otra como la literatura mitológica de la generación de 1950 junto a la literatura apologética en el ensayo y a la interpretación épica del nacionalismo en la poesía que se crean las condiciones para el desarrollo del culto a don Pedro Albizu Campos, que sólo guardará proporción al de Ernesto Guevara por las juventudes del mundo. Es así como en la década de 1960 los elementos de continuidad se dan en la temática del Nacionalismo, y no será hasta la aparición de la Revista Escalera en febrero de 1966 que se inicie una ruptura ideológica con los fundamentos teóricos del Nacionalismo, ruptura que se veía venir desde 1964 en los trabajos de César Andreau Iglesias.
Imagen
Puedes escribir un titular.
Esta es la página principal. Puedes modificar este párrafo realizando diferentes operaciones con él, como por ejemplo, editarlo, moverlo, copiarlo, eliminarlo...
Imagen
Puedes escribir un titular.
Esta es la página principal. Puedes modificar este párrafo realizando diferentes operaciones con él, como por ejemplo, editarlo, moverlo, copiarlo, eliminarlo...
     
     
   
Escríbeme
Para más información